2021-09-10 17:38:20- Nuestratele Internacional

Christopher Ashley se siente afortunado de poder usar el lenguaje del teatro en “Come From Away”

El 11 de septiembre del 2001, siete mil personas llegaron inesperadamente a Gander, un pequeño pueblo localizado al noreste de la isla de Newfoundland, en Canadá, luego de que sus vuelos fueran desviados como consecuencia de los ataques perpetrados en suelo estadounidense.

Los habitantes del lugar recibieron a los viajeros en su comunidad con los brazos abiertos, y con ellos crearon lazos que han perdurado en el tiempo. Esta historia inspiró la creación del musical "Come From Away", estrenado en Broadway el 2017 y ganador de dos premios Tony entre otros muchos reconocimientos.

Está semana, una versión cinematográfica ha sido estrenada en la plataforma digital Apple TV+.
Y es que, inicialmente, “Come From Away” iba a ser convertido en película, pero debido a la pandemia y el impacto devastador que tuvo en el distrito teatral de la Gran Manzana, esa adaptación fue cancelada y en su lugar se filmó una presentación del show que se llevó a cabo en mayo de este año.

Los miembros del elenco original retomaron sus roles, y se dio trabajo en total a 222 personas. La audiencia estuvo compuesta por sobrevivientes de los atentados del 11 de septiembre, y trabajadores de primera línea (Front line workers). El director del show original, Christopher Ashley, desempeñó el mismo rol en el filme. Con él habló Alfonso Díaz de manera virtual.

Este informe es un tributo a las víctimas y sobrevivientes de los ataques del 11 de septiembre. Este sábado se cumplen 20 años de una tragedia que nos hizo sentir vulnerabilidad por el incalculable daño, pero también fortaleza por todos los actos de compasión, caridad, entrega, ayuda y empatía que demuestran de lo que es capaz el ser humano.

Nuestra Tele Internacional

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies